Chinecas: el proyecto más caro del mundo

El entonces candidato aparecía con el puño en alto y las fauces abiertas.
“¡Chinecas ahora o nunca, carajo!”, gritaba el mensaje en el cartel amarillo que se lucía en una de las principales avenidas de la ciudad.
Era imposible no esbozar una sonrisa, cuando no una carcajada, al verlo.
No obstante, ganó las elecciones, pero el candidato convertido en autoridad no pudo cumplir con su ofrecimiento.
El rostro fiero se convirtió entonces en uno más compasivo para explicar, con cierta pena y resentimiento, que no se pudo ni se puede hacer nada por falta de voluntad del Gobierno Central, por la “mala fe” de una ministra.
Nada más lejos de la verdad. La voluntad ha sido grande y las muestras de ello se han hecho ver a todo nivel.
Ahí está, por citar sólo un botón de muestra, la creación de la Ley Nº 29446, que declaró de interés nacional al proyecto irrigador de las tierras de este lado del departamento de Ancash y que exime a la administración regional de ejecutar los estudios de pre factibilidad y factibilidad.
En contraparte, ni siquiera se nos quiso informar qué contiene el perfil técnico elaborado por la empresa Servicios de Ingeniería S.A. (SISA). Hoy, de muy buena fuente, sabemos por qué.
El documento presentado por el Gobierno Regional de Ancash ha considerado que hacer realidad, “ahora o nunca”, nuestro proyecto agroindustrial estrella cuesta la friolera de ¡¡¡1,900 millones de nuevos soles!!!
¿Es poco, es mucho? Para tener una idea: el proyecto arequipeño Majes, con sus 40 mil hectáreas de terreno, le costó al Estado un total de 500 millones de nuevos soles. Para Chavimochic, se destinaron 900 millones de nuevos soles para un total de 60 mil hectáreas.
Para Chinecas, en tanto, se pide la suma ya citada para apenas 17 mil hectáreas y un poco más.
Es decir: estamos ante el proyecto agroindustrial más caro del mundo, en el que cada hectárea nos costará a los ancashinos más de 100 mil nuevos soles mientras que a los hermanos arequipeños les significó una inversión de sólo S/. 12,500, y a los trujillanos S/. 15 mil. Así de exagerada es la brecha.
¿A eso se refiere nuestro representante regional y sus “técnicos” cuando dicen que no hay interés del Ejecutivo por hacer realidad Chinecas?, ¿era esa exorbitante y desmesurada suma la que no querían dar a conocer?, ¿qué acaso esto no demuestra, más bien, la incapacidad de esta gestión?
Esbozar el argumento de que no se puede hacer nada porque otros no lo permiten, no sólo es muestra de incapacidad sino también de que se miente a la población y de que se la quiere poner en contra de un Gobierno Central que ha buscado sólo ayudar.
Mientras unos se dedican a atacar con pintas en las paredes, a decir que vencen a ministros porque se acercan a dialogar y hallan una solución conjunta; mientras se esfuerzan por escondernos información pública o lanzan palabras soeces para querer demostrar ímpetu, otros esperamos que la población despierte de su letargo y sepa quién es quién en esta historia.
(Publicado por el diario Correo - Chimbote)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada